Fluyes o Resistes


Mucho escuchamos con respecto a que debemos fluir en la vida y adaptarnos a las situaciones que día con día vivimos, podemos creer que adaptarnos es aceptar las cosas tal cual suceden y no hacer nada al respecto simplemente resignarnos y asumir una actitud de víctima y quedarnos en un estado de pasividad, podemos creer que de esta manera fluimos pero no es así, el fluir implica sí la aceptación de las cosas que vivimos con la diferencia que, no nos percibiremos como víctima de las circunstancias, el no hacerlo implica nuestro trabajo interior, el entendimiento y aceptación de la propia responsabilidad además de la alineación de nuestros pensamientos y emociones en una frecuencia de vibración positiva que nos motive a actuar y seguir avanzando.


Generamos resistencia cuando:

-Nos quejamos

-Nos sentimos víctimas

-Le hechamos la culpa a los demás de lo que nos pasa

-No hacemos nada

Fluimos cuando:

-Entendemos que todo lo que nos sucede tiene un propósito

-Aceptamos la situación y asumimos nuestra responsabilidad

-Entendemos que no hay culpables, sólo situaciones de aprendizaje

-Tomamos acciones que generen un cambio

-Confiamos en el proceso de solución

-Nos desapegamos del resultado

La vida no se trata de luchar, si no de aceptar y fluir.

Por lo tanto es conveniente analizar en qué áreas de nuestra vida podemos estar generando resistencia y porqué lo hacemos.

Recuerda que cada experiencia que vivimos forma parte de nuestro proceso de evolución, y podemos evolucionar a través del amor (fluyendo) o a través del dolor (resistiendo) todo forma parte de una elección consciente.

Te Invito a visitar mi pagina www.thoccidente.com donde puedes encontrar el calendario con todas las actividades y cursos que te apoyarán con tu proceso de Transformación y Crecimiento Espiritual.

Con amor y gratitud


ENTRADAS RECIENTES