Las Leyes que rigen nuestra mente


Así como existen leyes que gobiernan la física, química y matemáticas, existen otras que rigen los pensamientos. Al conocerlas tenemos algunas herramientas para mejorar todos los aspectos de nuestra vida.


SUSTITUCION: Si quieres deshacerte de un pensamiento, la única forma de lograrlo es cancelándolo primero tres veces (cancelado, cancelado, cancelado) y después sustituirlo por otro que no tenga nada que ver con el problema, de esta manera vamos a quitarle atención. Jesús nos habla de esto de la siguiente manera. “voltear la otra mejilla” es decir, si un pensamiento te causa dolor voltea tu atención a un pensamiento positivo, así sustituyes una reacción por una acción.


RELAJACION: Ejercer presión mental para no pensar en algo negativo está destinado al fracaso, es necesario hacer nuestra sustitución de pensamiento de una manera tranquila y relajada; ya que en la quietud y confianza está nuestra fortaleza. Mientras hay temor, resentimiento o alguna inquietud no podemos lograr mucho, cuando estamos tensos interrumpimos el flujo natural de la vida. Por eso no es en los momentos difíciles cuando tendremos la capacidad de ver si esto funciona, es necesario utilizar estas herramientas en momentos de calma, para ir comenzando a adquirir práctica que después se hará un hábito y ya en momentos difíciles los hábitos nuevos son los que van a responder.

PRACTICA: Lo que no se practica, se olvida, es importante practicar y ver lo que a mí me funciona. Lo que es bueno para mí, puede que para otro no lo sea. Es necesario ser constante y perseverante, solamente experimentando sabremos lo que realmente funciona para nosotros.


ACTIVIDAD DEL SUBCONSCIENTE: Nuestra parte consciente sólo recibe lo que percibimos a través de los sentidos, sólo experimentamos lo que traemos en el subconsciente, esto se explica cuando varias personas al ver un mismo objeto tenemos opiniones diferentes sobre él. Lo que tenemos gravado en el subconsciente son las creencias que hemos formado con todo lo que nos decían las personas allegadas a nosotros y finalmente nosotros mismos lo hemos aceptado como verdades, esto mismo hace que sólo veamos lo que esperamos de la vida. El consciente percibe y el subconsciente manifiesta, antes de decir algo ya lo pensamos.


LO QUE SE MANTIENE EN LA MENTE, CRECE: Te conviertes en aquello a lo que prestas atención, tú eres lo que piensas y tu vida sólo refleja los pensamientos que has elegido. Lo que trae la mente, afecta no solamente tus experiencias de la vida, si no también afecta el funcionamiento de tu cuerpo, cuando somos negativos, fatalistas, etc., sometemos a nuestro cuerpo a tensión. Hay una gran diferencia entre lo que realmente crees, lo que piensas que debes creer o lo que deseas creer. Cuando somos conscientes del poder que tienen nuestros pensamientos podemos analizar las experiencias que hemos tenido a lo largo de nuestra vida y saber si estamos decididos a cambiar; en muchas ocasiones soltar los pensamientos negativos es complicado ya que vamos cargado patrones y hábitos; pero con la práctica de estas herramientas poco a poco podemos empezar a ver los resultados. Siempre un pensamiento positivo va a ser más fuerte y de frecuencia más elevada que un pensamiento negativo de manera que al tener más pensamientos positivos que negativos al día veremos cambios positivos en muchas situaciones diarias. Si estoy preocupándome por una situación, dejo de hacerlo, me relajo, es entonces cuando me doy la oportunidad de encontrar la solución.


#Mente

ENTRADAS RECIENTES