Identificando mis emociones

Según la definición de Hockenbury, una emoción es un estado psicológico complejo que involucra tres componentes distintos: una experiencia subjetiva, una respuesta fisiológica y un comportamiento o respuesta expresiva.

Tenemos 5 emociones básicas: amor, miedo, alegría, tristeza y enojo, de estas se derivan muchas otras. Nuestras emociones no son ni buenas ni malas, simplemente son y están para ayudarnos, lo que hace que consideremos malas o negativas nuestras emociones es lo que hacemos cuando las estamos sintiendo, muchas ellas nos ayudan a sobrevivir y algunas otras a reaccionar ante las experiencias que vivimos.


Te propongo el siguiente ejercicio para ayudarte a identificar tus emociones, esto es importante para que sepas como estas, si vibrando en alta o en baja frecuencia. Las emociones positivas son ligeras, es decir de alta vibración y las negativas por el contrario son de baja vibración. Cuando logramos identificar nuestras emociones, aceptarlas, vivirlas y soltarlas damos un gran paso a nuestro conocimiento y crecimiento interior.


Elige un lugar tranquilo, y ambiéntalo a tu gusto, con música, velas, etc. Busca una posición cómoda y respira profundamente hasta relajarte. Se consciente de cómo ha sido tu día, tu semana, el ultimo mes, que emociones han predominado en tí.

De la siguiente lista, marca las condiciones con las que te identificas y vives hoy en día. Elige aquello que tú sientes y alimentas en ti mismo, no lo que los demás sienten por ti.


Todo aquello que has elegido representa un extremo, digamos lo negativo es negro y lo positivo es blanco... tu ya tienes un extremo, si has elegido algo en “negro” Podrías cambiar de polo?... Esa es ahora tu tarea, polarizar,

transmutar, recorrer una línea llena de matices “grises” hasta llegar al blanco.


El albergar emociones o condiciones negativas en nosotros es fuente de enfermedad, de ciclos interminables de lo que llamamos “mala suerte”, de soledad, y de todo aquello que representa justamente lo que no queremos vivir.

Recuerda que una manera de amarte a ti mismo es conociéndote y aceptándote. La aceptación no quiere decir que así eres y así mismo debes seguir, el polarizar te ayudará precisamente a realizar cambios de manera paulatina que te generarán beneficios de por vida.


ENTRADAS RECIENTES